Etapa 8ª – El día de la marmota y La odisea del visado Ruso…

La verdad que sí que me sentí como atrapado en el tiempo, como en aquella película de “El día de la marmota” con Bill Murray donde cada día se levanta a la misma hora y parece como atrapado en bucle que se repite día tras día y que no tiene fin. Cuando llegué a Georgia no me esperaba esto. Todo había ido tan bien para entrar que pensé que iría muy bien para salir. Pero no. Llegué el quince de agosto de madrugada, como para no perder la costumbre. Ahora  estamos a cuatro de septiembre y no fue hasta ayer que me dieron el visado ruso. En el anterior post hablaba de lo que había sido una llegada muy cómoda , y la estancia también lo fue , aunque se me hizo un poco larga. La primera semana la pasé en las montañas, aparcado a la orilla de un río y cambiando de lugar cada dos o tres días por variar un poco. Prácticamente leía y dormía. Eso no estaba mal, porque en Turquía apenas había dormdo y tenía horas de sueño atrasado. Además aún no estaba bien del estomago y me venía muy bien para recuperarme. Así que estuve ahí hasta que me recuperé completamente y ya bajé a Tiblisi, la capital de Georgia, para tramitar mi visado.

Luca y yo de camping en Ananuri. Georgia. Nos poníamos al día y hacíamos revisión general.

Luca y yo de camping en Ananuri, Georgia. Nos poníamos al día y hacíamos revisión general.

A orillas del lago, viendo pasar los primeros días

A orillas del lago, viendo pasar los primeros días

Iglesia de ananuri lago ananuri #enbuscadelaluz

Lo que pasó no me lo esperaba. Debido a un conflicto que tienen Georgia y Rusia, el consulado de Rusia estaba cerrado y por tener algo tienen habilitado un espacio en la embajada Suiza. Así que la gente estaba agolpada en la puerta intentado resolver sus papeles. La primera vez me explicaron todos los tramites necesarios para el visado, entre ellos una invitación de un hotel o agencia de reservas de Rusia, un seguro medico valido para Rusia, foto, un papel que había que rellenar online, imprimirlo y dárselo y ademas el análisis de anticuerpos de la rabia para Luca que por suerte ya había hecho en España y su pasaporte veterinario. Fotocopia del permiso de circulación, y algo más que ahora se me pasa. ¡Ah si! seguro especifico para el coche valido para Rusia. Vamos un rollo patatero para alguien como yo que no le agrada la burocracia. ¡Ah! eso sí, cincuenta dolares americanos para darte la visa, no les gusta mucho américa pero los dolares sí que son apreciados …

En el consulado Ruso esperando mi turno para hablar con el consul.

En el consulado Ruso esperando mi turno para hablar con el cónsul.

Mientras se tramitaba, el plazo es de unos cinco días hábiles, ya me quede en la ciudad, concretamente en el Fox-Hostel. Nunca había estado en uno. La verdad que estuvo genial la experiencia, justo el contraste de vivir solo en la montaña junto al río, o aquella vez que me alojé en Bulgaria en una habitación presidencial, todos tienen sus cosas buenas, pero eso ya lo había estado experimentado por el camino, así que tampoco me impresionó mucho. Además con Luca es más complicado relajarse porque si hay animales de granja que van pastando alegremente, este las mira con deseo y en cuanto tiene la oportunidad va con malas intenciones. Por decirlo de alguna manera, no parece muy vegano que digamos…

Aunque tengo que decir que las vacas no le tienen ningún miedo, más bien lo miran como diciendo, “mira al renacuajo este como quiere mordernos y no tiene ni media ostia…”, había algún toro que ya hasta lo miraba mal. Pero bueno, Luca ni se enteró. Si ve que tienen cuatro patas, hay que ir a por ellos. Un caso perdido. Con las ovejas igual , zorros, conejos , caballos, etc. Todo es susceptible de ser perseguido. Imagino que los genes le tiran mucho al pobre, y como yo no le dejo que la líe pues estaba un poco frustrado el chiquitín. Siempre le decía, “Luca, esas vacas tienen dueño. No puedes ir y comértelas porque luego van a venir los granjeros a darnos con un palo”. Pero como que le importaba un pimiento…, él quería vaca u oveja y nada de lo que le dijera iba a cambiar su parecer.

La perdición de Luca. EL perro que hacía algo más que mar a las vacas.

La perdición de Luca. EL perro que hacía algo más que mar a las vacas.

En la ciudad de Tiblisi ya fue diferente. Aquí no hay animales salvajes, solo perros callejeros, pero bastante majos, se tumban a la puerta de los supermercados a gorronear comida de una forma muy profesional. Pero aparte de eso cada uno tiene su parque o calle y hay algunos grupitos que van por ahí callejeando. Sin embargo, debo reconocer que Luca ha sido la estrella de este viaje. La gente me paraba por la calle preguntándome que raza era, o eso creo porque el georgiano solo lo entienden los georgianos. Otros desde la acera de enfrente gritaban: ¡súper Dog! ¡súper Dog! Había algunos que incluso saltaban al verlo, otros me paraban y me ofrecían dinero. En definitiva, intentaba siempre ir por sitios pocos transitados para que Luca no parara a cada rato a firmar autógrafos.

La súper estrella.

La súper estrella.

Finalmente me dieron el visado, después de cinco días hábiles como habían acordado. Aún no sé por qué el destino ha querido que me quedara aquí en Georgia durante quince días, si bien es cierto que necesitaba descansar y reponerme del problema estomacal que pillé en Turquía. Creo que con siete días habría sido suficiente. Lo bueno, que es con lo que hay que quedarse al fin y al cabo, es que nos hemos dado unos buenos paseos con Luca, he tenido tiempo de recuperarme bien y descansar, he vivido la experiencia de estar en un Hostel, algo importante creo ya que se aprende a convivir y a compartir de manera sencilla y es ¡muy económico! Los hay por unos cinco o diez euros diarios. No lo recomendaría para largas temporadas, pero para viajar por el mundo con un presupuesto justo y echar un par de noches está bien.

el día que me dieron el visado, estuve a punto de volver a España. si no me lo hubieran dado no habría quedado más remedio . Pero las cosas siempre suceden como deben suceder.

El día que me dieron el visado, estuve a punto de volver a España. Si no me lo hubieran dado no habría quedado más remedio. Pero las cosas siempre suceden como deben suceder.

Ahora mientras me tomo un café y me conciencio de que es momento de entrar en el país más grande del mundo, siento que este viaje es algo que debería hacer todo el mundo. No por las cosas bonitas que pueden verse y los buenos momentos, o por la gente que llegas a conocer, sino por como va influyendo en el carácter de forma positiva. Pienso que de alguna manera uno se va liberando de miedos y limitaciones, de prejuicios.  Se aprende a sobrevivir y a superar obstáculos, se aprende a depender de uno mismo y a ver que somos capaces de hacer cosas que no imaginábamos. También se aprende a ser más humilde. Sé que aún queda mucho camino, y que aún no se sabe seguro si podremos entrar en Rusia ya que la ultima decisión la tiene el personal de la frontera, pero lo que sí sé es que ya he ganado. He ganado el sentirme capaz de hacer cualquier cosa, de dar lo mejor que tengo dentro y de saber que no estoy solo aunque no tenga compañía, que  si el obstáculo se vuelve muy complicado solo debo pedir ayuda y continuar . En este mundo nadie está solo, siempre hay una mano amiga  dispuesta a ayudarte si la dejas.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Mauricio Peralta Menta

Viajando por el mundo mientras realizo un documental llamado En Busca De La Luz .

Publicado el septiembre 6, 2015 en Blog. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Juan José Tenorio Enseñat

    Al leer tus notas no puedo evitar sentir envidia y admiración. Un abrazo desde Mallorca.

    Le gusta a 1 persona

  2. Bueno Mauricio, espero que al fin te hayan dejado entrar en Rusia!!!¡Cuidado con lo que comes! Seguramente que en Turquía el problema fue alguna comida más picante de lo habitua. ¡Que siga bien el viaje y a la espera de tus experiencias!!! ¡Hermosas fotos!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: