Archivo del sitio

Estamos en manos De Dios o de quién ? 

Ayer asistí a mi primera comunión . No la mía , sino la de un niño ilusionado .Hacía mucho que no iba a misa ni entraba en una iglesia . Más que en Mongolia pero como era protestante no sé si se llaman así siquiera. 

No soy un experto, es obvio . Pero lo que vi ayer me dio mucha pena. 

Vi a gente buscando refugio en la Fe . Dando su tiempo y dinero en un calor infernal para continuar las tradiciones y los valores que han heredado tras generaciones. Vi mucho compromiso con un edificio mal gestionado. 

Quien elige a los reactores y curas ?!!!!

Quien cuida a los cristianos de algunos curas?? 
Se están cargando la iglesia . Están echando de ellas al mismo Dios y metiendo miedo y frustración. No hace falta que haya pintadas o vandalismo. Eso no quita a los fieles de su interior … 

Sin embargo , un mal cura es como la palabra dice “una mala cura” algo o alguien que en vez de ayudar , acompañar y escuchar solo hace más daño. 

Escuchaba a esta persona hablar De Dios , de la culpa , de los pecados , del amor y comerse la carne de Cristo y beber su sangre. Todo esto con niños delante cuando minutos antes esta misma persona con poderes divinos había mandado callar a cien personas de manera grosera porque hablaban en una iglesia con la música a tope. 

Ni corto ni perezoso invitaba a la gente ( no amablemente ) a abandonar el recinto para hablar. Y de repente cortó la música y el buen rollo que había en ese templo . Para colmo , achacando a un monaguillo el no haber controlado a las cien personas ahí reunidas en sintonía con Dios. 

Algunos salieron , otros quedaron dentro resignados y avergonzados . Pero El Niño se pasó el rato intentando acallar cualquier atisbo de platica y regocijo . Claro está por la presión recibida.

Luego todo fue “bien” pero el espíritu de lo que yo considero Dios se había apagado, solo quedaba la culpa y el arrepentimiento . La desidia y el contacto ocular con el reloj de pared que parecía no moverse. 

Si ese es el plan que tiene la iglesia para echar a la gente y vender los terrenos donados, inversiones y propiedades a inversores inmobiliarios habría que decir que lo están haciendo perfectamente . 
Si Dios es amor , porque el cura nos dice que soy un culpable y un pecador constantemente? 

Anuncios

Odisea Mecánica en Mongolia. Siempre Positivo.

En este video cuento en primera persona y después de más de cuatro meses sin hablar a la cámara que es lo que me ha tenido retenido en mongolia tanto tiempo. Espero que sea el primero de una serie de videoblog que compaginaré con entrevistas a voluntarios que vaya encontrando por el camino.

 

Si te ha gustado el video y quieres ayudarme a continuar puedes darle like y suscribirte al canal de youtube. 

Gracias y hasta pronto!

Etapa 9ª Desde #Rusia con #amor.

Así es, con amor. Porque Rusia me encanta. Me gusta todo, al menos lo que he visto hasta ahora. Y eso que está casi todos los días nublados y con lluvia intermitente. Y eso que para entrar me han solicitado un visado que luego han tardado dos semanas en dármelo. Y eso que para dármelo me han sacado del bolsillo cincuenta “pavos” pero de los “pavos” del día de acción de gracias, de los americanos. ¡Sí, sí!, que mucho “América, esto, América, lo otro, pero a mí dame dólares que mi moneda no sé yo”. Y eso que me he tenido que hacer un seguro de salud especial, un seguro al coche especial, un análisis a Luca especial y que luego ni me han pedido ni mirado. Parece mentira el tiempo que habré perdido buscando información (se encuentran tantas tonterías en Internet hoy en día…) y planificando detalles que luego no han servido para nada, y es más, que cuando se lo he comentado a la agente de aduanas al llegar a Rusia  me ha mirado extrañada, pensando para sus adentros: “¿De qué habla este? ¿Habrá fumado algo?”

Ella:- Que sí, que puedes ir a cualquier sitio de Rusia.

Yo: – ¡aaah vale!, es que en Iinterneeeeet dice que… -Y la de la aduana, hablándome  solo con la mirada: “Lárgate que se me están quitando las ganas de dejar entrar a un pesado como tú a mi hermosa Rusia.

Así que hay que ir con cuidado con lo que uno lee por ahí, que en Internet hay mucho miedoso. Y claro, el miedoso le busca las cinco patas al gato para no hacer lo que quiere hacer, lo que sabe que debe hacer, lo que siempre ha soñado hacer. Pero que le resulta más fácil “mirar los toros desde la barrera”. Frase muy española que indica a la perfección de lo que hablamos. Hay que tirarse a la piscina, mojarse los pies si quieres peces. Llorar para mamar, decirle a la chica que te gusta que es la chica más guapa del mundo, la mejor, ¡que digo! ¡La “más mejor”!  Que no hay otra igual, que te gustan sus virtudes, pero es que te gustan más su defectos, que al momento se convierten en virtudes. Atréverte a trabajar en ese sueño que siempre has tenido, a viajar a ese sitio que sale en la postal que tienes sobre la mesa de la oficina, o a esa playa paradisíaca que sale en el  póster pegado con blue-tack que tienes en la pared y que miras cuando necesitas evadirte de la vida, del trabajo, o de lo que sea que llevas aguantando, que aunque tiene un pase, no es lo que habías soñado. Míralo de este modo, eso ya lo tienes ganado. Y el que gana una vez, gana otras. Así que… ¿por qué no lanzarse al vacío sin paracaídas (metafóricamente hablado claro,  que puede haber  por ahí alguien muy motivado y no quiero responsabilidades) a intentar vivir tu sueño? ¿Qué tenemos que perder? ¡Ah si! un trabajo estable en tiempo de crisis… En tiempos de crisis hay que ser bueno y aceptar lo que se tiene porque hay gente que está peor que nosotros, así que a aguantar y a mirar al suelo. Pero tengo una noticia para ti. O,  mejor dicho, otra, y que no te dirán esas personas que quieren que sigas en el mismo sitio. ¿Sabes qué es ? ¿lo intuyes? Pues que también los hay que ¡están mejor! ¡Sííííí! ¡Pero que mucho mejor! Viven su sueño cada día. Lo intentaron y lo lograron. No sé si a la primera o la décima pero ahí están. No es mi caso aclaro, yo no lo he logrado aún… ¡Espera un momento! ¡Qué sí!, ¡qué lo he logrado!, es decir, no soy Callej el novio de mi amiga Ana Aranda, ni  Frank de la Jungla, y que tampoco quiero ser, ya que que el tío está más loco que yo, aunque sea un tío cojonudo, eso no lo niega nadie. Ni tampoco soy el Padawan – Ewan McGregor-, no sé si se escribe así. Pero oye, aquí me tienes, en Moscú, que ni sé como he llegado hasta aquí, sin un duro, con un coche “madurito”, a veces durmiendo en hoteles de lujo, si una buena alma me invita o en un hostel compartiendo habitación con otros viajeros, si no da para más o en el coche, junto a Luca en alguna gasolinera o bosque , los dos juntos calentitos y compitiendo a ver quién ronca más fuerte.

Hace una semana, solo una semana, había un cincuenta por ciento de posibilidades de que me tuviera que volver a España. Ahora las posibilidades son las mismas, nada ha cambiado en mi desorganizado viaje de fe y de salto al vacío. Con la pequeña excepción de que ya no estoy en Georgia, ahora ya estoy en Moscú.

Vista nocturna del Kremblin.

Vista nocturna del Kremblin.

Una ciudad que me tiene enamorado desde primer momento. Y es que tenemos tantos prejuicios a veces, que si los rusos esto, que los turcos lo otro, que los alemanes lo de más allá. Pero te digo una cosa: los rusos, al menos de momento, y ya me he cruzado unos cuantos con variopintas personalidades, edades y ciudades, son como los mallorquines o como los polinesios. Trátalos con amor y respeto y eso obtendrás. Incluso más si les das la oportunidad de hablarte de su historia de la que poco sabemos, solo que eran comunistas y que el jefe del Chelsea es un magnate del petróleo. Hay que ser más humilde y aquí me han dado una cura de humildad de las buenas, y estoy muy agradecido por ello, y agradecido a esa gente que me apoya de muchas formas  desde Mallorca, Ibiza, Argentina, Bilbao,  Londres, Uruguay, Perú, Estados Unidos, Canadá, Bulgaria, Filipinas, Brasil, Alemania, las islas Canarias, que es España pero son muy guapas y tienen mención especial. De Barcelona, de Madrid, seguro me dejo algunos. ¡Desde un barco! Mi amigo Dani y su novia Sandra que llevan años navegando y que creo que estaban hace unas semanas por Fiji. También están contentos de que al final diera el salto al vacío, del que siempre he tenido un cincuenta por ciento de posibilidades de seguir adelante y un cincuenta por ciento de volver atrás. Pero del que en realidad es ya, al menos para mí, un ciento por ciento de éxito por haber dado el salto y aprender todo lo que estoy  aprendiendo de lo que he vivido y que si me hubiera quedado no habría aprendido.

Músicos  en el metro de Moscú

Músicos en el metro de Moscú

Todo esto te lo digo por una sola razón, si yo puedo, puede todo el mundo.  ¡Salta ya! ¡Échale morro a la vida! Que la vida se va y no vuelve más.

 

Desde Rusia con amor, como James Bond.

A %d blogueros les gusta esto: